CHARLA DE ORIENTACIÓN UNIVERSITARIA (6).

Hoy 22 de marzo hemos tenido la fortuna de contar con la colaboración de Dña Patricia de Dios León, titulada en Ingeniería Industrial Química (Universidad de Jaén), licenciada en Ciencia y Tecnología de la Alimentación (Universidad de Córdoba) y Máster de Calidad en Industrias Alimentarias (Universidad de Granada).


Pese a su juventud, ya cuenta con una dilatada experiencia en el mundo del I+D+I alimentario, trabajando en empresas como Oro de Bailén o, durante los cuatro últimos años en Aceites La Española.

Durante la charla conocimos de primera mano conceptos como trazabilidad del producto hasta que sale al mercado, seguridad alimentaria, protocolos y garantías comerciales que todo producto ha de tener antes de ofrecerse al consumidor e investigación en el desarrollo de nuevos productos alimentarios.

Destacó especialmente el interés de nuestros alumnos la parte de la charla que versó sobre cámaras climáticas que aceleran el envejecimiento de productos, aplicando condiciones de luz y temperatura específicas, para llevar al alimento hasta su fecha de consumo preferente y/o caducidad en condiciones de laboratorio.
Es éste un sector con un 100% de empleabilidad, pues en España, con una población de 47,5 millones cualquier empresa, incluso empresas de consultoría, necesitan estos profesionales, por lo que el nicho de mercado es inacabable, aún más si se tiene en cuenta el reducido número de universidades que ofrecen bien el doble grado de Nutrición Humana y Ciencia y Tecnología Alimentaria (Universidad de Granada) y con nota de corte de 11,6 o bien el Grado de Ciencia y Tecnología de los Alimentos, con nota de corte de 8,64 (Universidad de Granada) o el mismo grado para el que en 2020 se exigió un 8,56 de 14 posibles en la Universidad de Córdoba. Sorprende aún más la accesibilidad de este grado, dedicado al mundo de la investigación y desarrollo en Universidades como la de Murcia, con 7,4 o La Mancha con 5,0, esto es, tan sólo con aprobar la PEvAU.


Una charla que hizo ver a nuestros alumnos que no es tanto la nota que se obtiene en Bachillerato sino sobre todo la estrategia que se sigue para elegir algo que vocacionalmente te llame la atención y que te ofrezca plenas de garantías de trabajo no ya en España sino incluso en tu zona habitual de residencia dada la imperiosa necesidad de las empresas por contar con personal de este perfil, que es escaso teniendo en cuenta el reducido número de universidades que lo ofrecen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *